El estrés es la respuesta del cuerpo a factores  externos que perturban el equilibrio emocional de la persona. El resultado sicológico de este proceso es un deseo de huir de la situación que lo provoca o confrontarla violentamente. En esta reacción participan casi todos los órganos y funciones del cuerpo, incluidos cerebro, los nervios, el corazón, el flujo de sangre, el nivel hormonal, la digestión y la función muscular.

Cualquier evento que provoque una respuesta emocional, puede causar estrés, sean situaciones positivas como estar próximos a graduarnos, cerrar un negocio, irnos de vacaciones, casarnos, etc., o negativas, como enfrentarnos a un tráfico infernal, vivir un asalto, enfermedad entre otras. Situaciones que provocan estrés en una persona pueden ser insignificantes para otra.

Actualmente estamos expuestos constantemente a tal punto que hay estudios que vinculan los efectos negativos del aire contaminado en el cerebro, expertos en Neurociencias y Psicología indican que la exposición prolongada ocasiona : Problemas de Aprendizaje, Depresión, daños en el corazón, pulmones, mientras que especialistas en ciencias ambientales de la salud explican la relación de la contaminación con la hipertensión, diabetes y obesidad.

Sugerencias para Combatir el Stress:

1.       Procure dedicar un tiempo de la semana exclusivamente para su familia.

2.       Incorpore la naturaleza a su vida: las plantas, flores, mascotas son de gran ayuda .

3.       Practique algún deporte, si lo comparte con su pareja el efecto renovador será mayor.

4.       Adopte la costumbre de “desconectarse” , momentos sin celular, internet, prisa, son urgidos en la actualidad para muchas parejas, renovar el romance surte efectos sanadores en las personas.

5.        Alimentación saludable.

6.       Beba agua, intente mantener una saludable hidratación teniendo agua disponible en su oficina, cartera, etc. Beber un sorbo cuando se sienta nervioso o en tensión puede ayudar y así evita ingerir alimentos ricos en calorías y grasas.

7.       Haga de sus horas de sueño una prioridad.

8.       No caiga en la negación: si tiene síntomas físicos o psicológicos serios no se conforme con atribuirlo al stress, busque ayuda médica.